La crisis económica de 2021 multiplicará por cuatro los concursos de acreedores

La pandemia de Covid-19 ha supuesto un durísimo golpe para la mayoría de los países del mundo y la crisis económica de 2021 que se avecina va a ser una de las más difíciles de la historia.

De hecho, y según datos procedentes del Plan de Estabilidad que el Ejecutivo español ha enviado a Bruselas, el país tardará al menos dos años en recuperarse de esta situación y, a finales de este 2020, se habrán perdido alrededor de dos millones de puestos de trabajo.

Pero la crisis económica de 2021 no solo traerá consigo la destrucción del empleo y la reducción del Producto Interior Bruto (PIB) español, sino también una oleada de concursos de acreedores.

De hecho, y tal como hemos señalado desde nuestra consultora al diario Merca2, estos procesos se multiplicarán por cuatro a lo largo del próximo año y superarán los 20.000, y eso en el mejor de los escenarios.

Si nos centramos en cómo afectará la crisis económica de 2021 a los diferentes sectores, vemos que el hostelero será el que saldrá peor parado debido a que hasta el 30 % de los negocios pertenecientes a este ámbito están en riesgo de presentar concurso de acreedores.

En palabras de nuestro CEO Igor Ochoa, “muchos pequeños negocios podrán aguantar unos meses más, tal vez seis o siete, pero tendrán que trabajar casi gratis y despedir a parte de la plantilla. El concepto español que teníamos de un bar por cada cien habitantes va a desaparecer. Inevitablemente, van a cerrar muchos bares”.

¿Podrá la nueva Ley Concursal paliar las consecuencias de la crisis económica de 2021?

El próximo 1 de septiembre entrará en vigor la nueva Ley Concursal, que contempla una moratoria para presentar el concurso voluntario hasta el 31 de diciembre.

Esto ha llevado a muchas empresas a esperar antes de solicitar el concurso de acreedores y a sobrellevar la situación actual reorganizando a sus empleados y buscando diferentes vías de financiación.

Según ha explicado el CEO de Dipcom Corporate para la revista Ejecutivos, “lo que ha buscado el legislador en esta nueva ley es facilitar la norma concursal. Después de las numerosas reformas y modificaciones que ha sufrido la ley, se ha ido formando un batiburrillo de artículos un poco caótico, lo que dificulta y complica la interpretación y aplicación de algunos de ellos por parte de los jueces.

No hay excesivos cambios, sino que lo que se pretende es ordenar y matizar punto por punto para que la interpretación no sea confusa”.

Otra de las ventajas de la nueva Ley Concursal que será de ayuda para autónomos, empresarios y pymes y que podrá paliar las negativas consecuencias de la crisis económica de 2021 será el avance en la venta de unidades productivas.

Sobre este último aspecto, Igor Ochoa ha dejado de manifiesto que “en el anterior texto existía una cierta inseguridad jurídica a la hora de adquirir una unidad productiva en un proceso de liquidación, ya que quedaba a interpretación de los jueces si con lo adquirido podría verse obligado legalmente a cargar con algunos pasivos de la sociedad liquidada”.

La nueva Ley Concursal que entrará en vigor el próximo mes asegura al comprador que solo se va a quedar con los pasivos laborales y la seguridad social de los trabajadores que se subroguen a la compañía.

“Esto es importante porque aseguramos al que adquiere esa unidad productiva en una liquidación que solo se va a quedar con los trabajadores subrogados y las deudas a la seguridad social que generaron estos en la compañía liquidada. Todo esto va a incentivar la compra de las unidades productivas y eso es positivo porque se mantendrá el empleo”, añade Igor Ochoa.

A pesar de que las previsiones indican que la crisis económica de 2021 cuadruplicará los concursos de acreedores, tanto la nueva Ley Concursal como algunas de las medidas aprobadas por el Gobierno español permitirán, tal como ha indicado Ochoa, “que algunas empresas vivan hasta 2021 e, incluso, que algunas puedan salir adelante si utilizan bien la Ley Concursal”.

El CEO de Dipcom Corporate también ha asegurado, no obstante, que una vez finalizado el ejercicio “llegará la oleada de preconcursos, concursos o concursos express”, por lo que es esencial que empresarios y emprendedores sean muy cautos al tomar decisiones concernientes a sus negocios a lo largo de los próximos meses.

Publicado en concurso de acreedores y etiquetado , .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *